Los estudiantes de la UCAM de Cartagena están inmersos en la convocatoria oficial de exámenes de junio. Tres intensas semanas  de estudio dónde los alumnos tendrán que demostrar los conocimientos adquiridos en el segundo semestre del curso 

21 Junio 2016
 

Los nervios previos a los exámenes inundan los pasillos del Campus de Cartagena, ya que, durante las próximas semanas los estudiantes de la UCAM se están jugando poder disfrutar de un verano alejados de los libros y los apuntes. Desde el martes 14, y hasta el jueves 30 de junio, fecha en la que finaliza la convocatoria oficial, los estudiantes se están examinando de las asignaturas del segundo semestre.

¿La fórmula para lograr afrontar con éxito los exámenes finales? Para Ludovica, alumna de fisioterapia, ha sido el estudio diario de las materias y la asistencia a tutorías con los profesores: “Algunos exámenes son difíciles, pero yo los llevo más o menos al día. Y escuchando las clases de los profesores, sabes que te van a salir bien”.

Desde hace días, la biblioteca del campus se ha convertido en el punto de encuentro de los estudiantes, ya que el número de alumnos que decide trasladar su lugar de estudio a la biblioteca aumenta según se acerca el periodo oficial de exámenes. “Durante el curso, como no hay tanta presión, la gente no viene a la biblioteca a estudiar; pero ahora como estamos todos con la presión de los exámenes, hay mucha mas gente. Aún así, se está bien”, asegura María José estudiante de segundo de Derecho. La mayoría de los estudiantes coinciden en que el ambiente que se respira en la sala de estudio les permite estudiar mejor que en casa: “Las normas que hay que seguir en la biblioteca, como estar en silencio, me permite concentrarme mejor”, asegura José Miguel, del Grado en CAFD y “además si me surge alguna duda, siempre puedo consultarla con mis compañeros”.

Tras afrontar los primeros exámenes, las reacciones son muy diversas. Algunos, como Luis, aseguran que siempre “hay que pensar en positivo”; mientras que su compañero Tomás, no muy satisfecho con el resultado de su examen afronta que en verano le tocará repasar los apuntes: “no pasa nada, en septiembre lo volveré a intentar”. Y es que cada carrera tiene su asignatura “hueso”: Afecciones medico-quirúrgicas en Fisioterapia, Farmacología Clínica en Enfermería o Vela en CAFD. “Es bastante complicada” señala José Enrique de Ciencias del Deporte, “se asemeja al examen de patrón de barco”.

El curso 2015/16 que ya está finalizando es el segundo de vida en la breve historia del Campus de Cartagena, que cuenta en su oferta académica con los grados en Derecho, Criminología, Enfermería, Fisioterapia, Ciencias de la Actividad Física y del Deporte y  Educación Infantil y Primaria. Además, el próximo curso la sede cartagenera de la UCAM incorporará dos Ciclos Formativos de Grado Superior,  el de Técnico en Educación Infantil y el de TAFAD (Técnico en Animación de Actividades Físicas y Deportivas) impartidos por el Instito de Formación Profesional San Antonio.