María Dolores Miranda Rollón ha analizado la influencia genética en la respuesta al tratamiento con Ranibizumab para tratar la pérdida de visión causada por degeneración macular asociada a la edad.

 

13 Julio 2017

María Dolores Miranda Rollón con su tesis en el Hospital cartagenero

 

La UCAM intensifica la actividad investigadora en Cartagena. En este contexto, María Dolores Miranda Rollón ha logrado doctorarse tras defender la primera tesis doctoral por la UCAM en el Hospital Universitario de Santa Lucía de Cartagena, lo que contribuye a incrementar la actividad científica de la ciudad portuaria.
 
Miranda Rollón ha analizado la influencia genética en la respuesta al tratamiento con Ranibizumab para tratar la pérdida de visión causada por degeneración macular asociada a la edad. Esta patología degenerativa de la retina afecta a unas 700.000 personas en España, el 1,5 % de su población, y se prevé que sea de las patologías asociadas a la ceguera que más crezcan en los próximos años. Esta enfermedad representa la primera causa de ceguera en los países desarrollados y su aparición está asociada a la edad, el tabaquismo, antecedentes familiares y a la cirugía previa de catarata, ya que al retirar el cristalino se elimina el filtro natural protector de la retina que, asociado a otros factores, puede causar afectación macular en algunos casos.

La ya doctora Miranda, bajo la supervisión de los doctores Jerónimo Lajara, Mª del Mar Martínez y Pablo Conesa, ha realizado su estudio de investigación con ciento veinticinco pacientes de la Unidad de Retina Médica del Servicio de Oftalmología del Hospital General Universitario de Santa Lucía, para determinar la influencia de los polimorfismos (variaciones genéticas) en cuatro genes en la respuesta al tratamiento con el medicamento ranibizumab, uno de los más utilizados para esta enfermedad degenerativa y que actualmente tiene una tasa de éxito del 50-60%.