La Universidad Católica firma dos convenios con Practiser y SODICAR que se centran en la formación de los estudiantes de las facultades de Enfermería y de Ciencias de la Salud

06 Marzo 2017

El presidente de la UCAM y responsables de de la Universidad con los miembros de SODICAR y Practiser con los que se han firmado los convenios de colaboración.

 

Una de las prioridades para la UCAM es la formación práctica de sus estudiantes. La toma de contacto con la realidad de las empresas e instituciones complementa todo lo aprendido en el aula y mejora de forma exponencial la capacidad del alumno, que estará más preparado cuando se gradúe y se incorpore al mercado laboral. Por este motivo, la Universidad Católica San Antonio ha firmado dos nuevos convenios focalizados en las facultades de Ciencias de la Salud y de Enfermería.

Convenio con Practiser

Practiser es una empresa con cuarenta años de experiencia que centra su actividad en la medicina privada en Cartagena ofreciendo completos servicios de distinta índole. Pedro González Guerrero, director de Marketing de Practiser, destaca que con este convenio “estrechamos lazos con la UCAM para ayudarnos en distintos ámbitos mediante prácticas de alumnos o desarrollando diferentes investigaciones”.

José Luis Mendoza, presidente de la UCAM, apunta que la firma de este acuerdo es “muy importante para nosotros. Conozco Practiser desde su fundación y sé que realizan una gran labor en el ámbito del servicio médico. Con este convenio nuestros alumnos de los grados en Enfermería y Fisioterapia podrán realizar prácticas con ellos”.

Convenio con SODICAR

La Asociación de Personas con Diabetes de Cartagena (SODICAR) se centra en la detección rápida de la enfermedad y en potenciar la idea de que los diabéticos pueden hacer una vida completamente normal. Loli García Ros, presidenta de SODICAR, destaca la experiencia y el compromiso de su asociación: “SODICAR nació hace 34 años como iniciativa de padres de niños con diabetes y está formada por voluntarios y enfermos. Trabajamos contra la discriminación de las personas con diabetes y fomentamos la información sobre esta enfermedad para que llegue a toda la población ya que muchas personas desconocen que son diabéticos y la detección precoz es muy importante. A veces cuando llega el diagnóstico ya es tarde. Es fundamental que las personas con diabetes puedan hacer una vida normal y para ello es necesaria la formación”.

Justo ahí es donde entra Javier González Pérez, asesor médico de SODICAR, que destaca las grandes posibilidades que tiene este convenio para los estudiantes de la UCAM: “Vamos a comenzar con una serie de iniciativas con la formación y preparación de enfermeros para que tengan un mayor conocimiento de la diabetes. De esta forma, sabrán mejor cuales son las necesidades propias de aquellos que padecen esta enfermedad. Los proyectos van encaminados a la formación del enfermero pero también a la participación del paciente contando experiencias y explicando su punto de vista”.

Para Paloma Echevarría, decana de la Facultad de Enfermería, este convenio supone un gran salto de calidad que beneficiará a partes iguales a estudiantes y enfermos: “Tenemos mucho interés en establecer contacto con asociaciones de enfermos porque la realidad tienen que narrarla ellos que son los protagonistas. En el caso de la diabetes tiene un plus añadido ya que los enfermos están muy involucrados porque es algo crónico. De esta forma queremos establecer un mecanismo de comunicación entre profesionales y enfermos. SODICAR es una asociación muy activa y ya se han puesto en marcha para organizar charlas o participar en nuestros estudios de postgrado”.